La tercera es la vencida

Soy adicto a HBO. Después de haber confesado con dos veces de anterioridad mi lealtad y adicción con otros canales de TV, ahora SÍ estoy cien por ciento seguro (o este tema se convertirá en una serie de artículos). No es un error, ya que HBO, como reza el anuncio, no es TV, es HBO. Es más que un “guilty pleasure”: es una adicción desenfrenada. Con sus 116 nominaciones a los premios Emmy que se entregan el próximo 25 de agosto, ciertamente no soy el único. HBO ha marcado un hito en la historia de la TV y estoy pegado al canal 453 de SKY más de lo que quisiera confesar. No me pierdo las transmisiones de Game of Thrones y de Mad Men -aún cuando estoy convencido que YA vi TODOS los capítulos de cada serie, ésta es la única manera de ver “the whole picture” y descubrir pequeños detalles que no ví o simplemente pasaron desapercibidos. Pero además, no logro conciliar el sueño desde que supe que pronto terminarán y estamos en la temporada final, de mis series favoritas como TRUE BLOOD, Mad Men, Broadwalk Empire, y otras. Estoy francamente deprimido. Es demasié para el body. Son un must, y como antes con series como Sex and the City y otras tantas que me han acompañado por las noches no sé qué hacer. Traté de llevar religiosamente a cabo los pasos: anger, denial, depression, bargaining, and acceptance. Pero no ha cambiado nada, soy un adicto y lo reconozco. Mi obsesión/adicción a HBO además tiene que ver con series como Girls (que gracias a Dios continúa al aire), y con sus películas de estreno que puedo ver again and again. Pero las series de HBO son EL tema de conversación y no sé qué demonios haré hasta el 10 de abril del dos mil quince para pacientemente esperar la nueva temporada de Game of Thrones. Creen acaso los ejecutivos de HBO que un pequeño corto de apenas 2:13 minutos en You Tube -editado con el pretexto de Comic-Con con los nuevos personajes de la serie es más que suficiente? ¿Así, a cuentagotas? Feliz estoy de saber que llegan a la saga adversarios a la altura de Cersei y Tyrion Lannister como Obara, Nymeria y Tyene Sand, y el nóvel High Sparrow a quien le dará vida Johnathan Pryce, pero es un abuso que tengamos que esperar a saber más de los destinos de Braavos y Dorne hasta el 2015! Y el enigma sobre la madre de Jon Snow? Nos tendremos que conformar con las teorías de la conspiración que circulan en el ciberespacio. A la mejor así me animo a leer las chorocientas mil páginas de los libros originales de George R. R. Martin. ¡NOT! Creo que será más fácil organizar un book club con Gabo Ibarzabal y otros fans? Mientras tanto, ante la cuaresma de series, entonces me tendré que concentrar en la pelis 24/7 y estar muy atento para ver -yet again- The Great Gatsby, Monsters University, Guardianes del Pacífico, o Beautiful Creatures. Creo que esta nueva adicción me pone en una mejor‎ categoría que mi última confesión -aquí mismo donde acepté ser fan de la BBC. So five minutes ago! Disclaimer: Odio VEEP y a Julia Dreyfuss, Masters of Sex, El Negocio y especialmente todas las series made in Brazil como Mandrake y PSI. Y especialmente el Sr. Ávila (sorry Billy Rovzar). Come frutas y verduras. Sígueme en twitter @rafaelmicha

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s