Sneaker head

Nadie en el mundo de la moda en México ha entendido NADA. Ni los editores de ídem, ni los bloggers e influencers, en resúmen (y como dice la canción de Juan Gabriel) “nada, nada, nada”. Y ahora, ¿quién podrá salvarnos? A mí y a todos mis compañeros como Camilo Méndez de @Lustdf, a los de @_Headquarter, a @Mijangos, y @kickscartelmx, a @HypeLord, y @sigopacheco et al Sólo Sotheby’s -la casa de subastas- que después del bajón al término el pasado domingo de @SneakerFeverMX hasta el 23 de julio podemos ‘asistir’ de manera virtual a una subasta para satisfacer completamente nuestra adicción. La que nadie nota, la que no sale en las fotos y, obviamente pocos entienden. De la que no puedo recuperarme, dónde más recursos invierto, y más orgullo me ha dado a últimas fechas. Es un ‘vicio’ al que me introdujo Mark, de la mano (o más correctamente de los pies) y que he podido satisfacer gracias a mi “necte” Frank de Lust Masaryk. Los zapatos deportivos, sneakers, baskets (on dit á la France). Lo que siempre recibe cumplidos (y drinks gratis) y comentarios tantos, MUCHO más que los relojes (a la que se dedican tantas revistas), los coches (otras más, así como sendos suplementos), o la ropa (no comments). Y tenemos hasta el próximo martes para echar a andar nuestra adicción, y comprar los muy curador lotes online. Aquí el enlace: https://www.sothebys.com/en/buy/auction/2019/stadium-goods-the-ultimate-sneaker-collection-online?locale=en La “fiebre de los tenisillos” como dice Iván Calderón llegó para quedarse y allá en Nueva York es posible conseguir algunos pares históricos, otros más propositivos, con pedigree y así. Stadium Goods ha puesto a disposición de los coleccionistas apenas 41 pares, Nike la mayoría con precios de hasta setenta mil dólares (Nike Air Jordan Jetter, Dereck Jetter) o con provenance cinematográfica por 70 mil dólares (Nike Mag 2016 que usó el personaje de ‘peli’ el personaje Marty McFly en ‘Back to the Future Part II’). Los de ‘moda’ Lagerfeld por hasta 50k. Los más hip Off White por 28 dolarucos. Obvio, todos más senda comisión. Puros Nike -siempre los más propositivos y compañía que celebra su menú genético y acervo histórico, y las colaboraciones. Sólo se cuelan apenas tres pares Adidas Jeezy diseñados por Mr. West -así con todo el respeto de mundo para el colaborador de Daft Punk, esposo de “ya saben quién” y hoy, hoy, hoy portada de Forbes USA. Al ver la publicación en Instagram contacté a la casa de subastas asap. Lamentablemente mi consen Lulú andaba fuera por sus de vacaciones de verano, pero Tatiana Peralta -con quien compartí mesa durante la elegantísima cena para el preview de Vogue Living Like Art puso a mi disposición TODA la ayuda necesaria para all of the above. Lo malo es que no puedo conciliar el sueño desde entonces. Ya veo mi IG con fotos y styling de todos y cada uno de los 41 lotes y las caras de todos los que me dicen en los eventos de etiqueta rigurosa “¿y tus tennis?” Y me explico, usarlos no es portar un modelo de los que diseñan ad nauseaum los diseñadores más mainstream para sus colecciones y compran the usual suspects con precios ridículos. Al contrario, significa conseguir ESE modelo exacto, de la colaboración con un cantante, con una marca en particular, con un diseñador TOP y al precio de lista (nunca en reventa). Es el acceso y no el precio. Es ser parte de un ‘club’ donde el $ no abre las puertas. Donde la membresía (y el conocimiento de la fecha por el próximo drop) sí tiene privilegios. Lamentablemente NINGUNO de los que tengo, (o Juanchi Torre, o Arcadio Jaramillo. ¿o sí?) están incluídos en la subasta (porque entonces SÍ nos jubilamos….) y todo gracias a la inversión en unos zapatos deportivos. Quien sí me entiende es al algoritmo de Instagram, en la tienda ya que lo único que ilustra son sneakers todos, de los que sí importan, cómo y en dónde conseguirlos a precio de lista, o en su defecto en reventa, cómo saber distinguir lo que es real y lo fake y así. Con cualquiera me voy a sentir justo como hace cincuenta años el domingo 21 de julio fecha en que los astronautas al primer alunizaje en su viaje histórico pronunciaron “es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad.” #sneaker #streetwear #Nike #AirJordan, #Adidas #Yeezy #limitededitiondrops #sneakerheads #SothebysStadiumGoods #StadiumGoods #Nike #MartyMcFly #BackToTheFuture PS Aquí cada viernes, lo que sí importa. Y no dejes de seguirme en Instagram para que veas todo lo que sucede y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y lee todas las columnas en la web en radarmicha.com

Advertisements
Standard

Skyline

La temporada estival de nuestro código postal no varía año con año. A la mejor un poco se resienten los efectos del cambio climático que a últimas fechas ha retrasado las lluvias y las ha hecho más enérgicas. Así, ni ganas de ver hacia el cielo, ni salir, ni nada de nada. Todo el verano lluvia y más lluvia -casi siempre acompañada de truenos y relámpagos. Y granizo también -de cuándo en cuándo. Lo único que justifica subir la vista es el nuevo paisaje urbano en los cielos del Paseo de la Reforma con nuevos edificios que se levantan sobre la avenida más importante de nuestro Radar. De entrada un perdedor es evidente: el raquítico y pírrico monumento para celebrar el Bicentenario. ¡Qué triste queda “flaco, ojeroso, cansado, y sin ilusiones”! Por tiempos así se ve también la Torre Mayor -por años la estructura más alta de nuestro país y de toda Latinoamérica que no lo es más, aún cuando todavía sea un verdadero lujo hacer ejercicio de vez en vez en Club Piso 51. Ahora se están debatiendo el honor entre sus vecinos, la casi colindante Torre Reforma diseñada por el arquitecto Benjamín Romano y la Torre Chapultepec 1, que se inaugura a fin de año (o antes, maybe). La de Romano con una altura de 244 metros aproximadamente sobrepasa por algunos pisos más a la Torre Mayor, y presume angulares contornos y voluminosos prismas. Y es lugar de la proeza arquitectónica del siglo XXI en México al haber logrado mover en su totalidad la bellísima casa neogótica que allí se encontraba. Del otro extremo –y con vista al Castillo de Chapultepec la edificación que está por inaugurarse. Casi enfrente, el corporativo BBVA (con su logo recién estrenado) y sus 234 metros de altura. Aquí en la Ciudad de México se debaten edificios de formas caprichosas (tal y como lo puso en evidencia el pasado 14 de marzo un tour especial organizado por la revista Obras con el propósito de recorrer una ruta especial de 5 edificios de “gran valor arquitectónico e innovador” dentro de la icónica zona de Paseo de la Reforma. Todo se organizó en el marco de la premiación “10 Despachos, creadores de íconos”, el ranking de la revista op.cit. que reconoce las mejores prácticas dentro de la arquitectura mexicana. All of the above con Obras y Open House México -un festival que celebra la arquitectura de la Ciudad de México- se unieron para destacar las edificaciones “promesa y más emblemáticas” de Reforma. Al término de la ruta hubo una conferencia y cóctel en Chapultepec 1. Otros edificios incluidos fueron Reforma 180 y Torre Cuarzo -con la compañía de personalidades como Mariano Aguirre, Rodrigo Noriega, Susana Ordovas, y Care Much. Mientras aquí andamos en esos cambios literalmente a todo lo alto, en Nueva York en el MoMA se debate sobre el diseño y la innovación entorno a la arquitectura y la sustentabilidad en su Young Architects Program y la selección de Hórama Rama de Pedro & Juana. Éste binomio poco reconocido en la escena de la arquitectura nacional llega al museo de Nueva York después de su paso por Chicago y Miami (Art Basel). Habrá que invitar a este duo dinámico cuyos socios no se llaman ni Pedro ni Ana porque además del Museo de Arte Moderno ya notó también su talento la mecenas Bárbara Garza Lagüera y The Mexican Cultural Institute of New York! O de los otros dos que están diseñando la nueva aventura de Grupo Habita en Cuatro Cuartos, Ensenada que recientemente recibieron la máxima presea de la arquitectura en Francia: Mauricio Rocha y Gabriela
Carrillo quienes fueron galardonados con la Medalla de Oro de la Academia Francesa de Arquitectura. Allí les hablan Miquel Adria de Arquine, Greta Arcila de Glocal, festivales de diseño, ferias y comitivas de ídem todas, et al PS Aquí cada viernes, lo que sí importa. Y no dejes de seguirme en Instagram para que veas todo lo que sucede y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y lee todas las columnas en la web en radarmicha.com

Standard

Fear and loathing in Marfa

De Lomas del Chamizal en nuestro código postal en punto de las 6:30 a.m. a Chamizal National Memorial a las 10:40 a.m. en otro #Radar así empezamos nuestro “road trip” al más puro estilo descrito con lujo de detalles en el libro del título (sin farmacia completa, ni parafernalia incluída -obviamente). De El Paso a Marfa son apenas 3 horas aproximadamente y así instalados en nuestro modesto car rental empezamos nuestro #MarfaMicha directo y sin escalas, y siguiendo mi muy personal y estilo autoritario sin ningún pit stop hasta hacia Van Horn y de ahí para la desviación hacia Valentine. Esta carretera (90) fue locación del capítulo de Los Simpsons justo enfrente de la escultura de Elmgreen & Dragset “Prada Marfa” comisionada en el 2005 por Ballroom Marfa. Al más puro estilo blogger posamos ad nauseaum y el tiempo pasó en un santiamén para conseguir las fotos ideales para publicar en redes sociales, souvenirs, et al Directo llegamos al hotel Saint George y entre invitados de bodas todos y asistentes a despedidas de soltera, descansamos. Al día siguiente imperdible la visita y tour guiado por The Judd Foundation que empieza por The Block, la mismísima casa en donde vivía Donald Judd con su familia, hoy por hoy, hijo pródigo de Marfa. Después del almuerzo hay que continuar en The Studios: Architecture Studio, Art Studio, Cobb House & Whyte Building para terminar con un brindis de tequila Casa Dragones al más puro estilo “local upon arrival” con Rainer Judd who needs no introduction. Un chapuzón en el tanque de The Block verboten para los turistas es opcional. Después más de lo mismo en el Capri –cena, baile y chow. Al día siguiente otro must: la visita todo incluída en The Chinati Foundation con t-o-d-a la obra de Donald Judd (exhibida en dos hangares, 100 esculturas y en a campo traviesa otras tantas más). Asimismo, se exponen in situ obras de Dan Flavin, John Chamberlain (en otro recinto cerca de las vías del tren), Roni Horn, Carl André, John Wesley, Claus Oldenburg y Coosje Van Bruggen, y Ilya Kabakov (sin su Emilia) quienes mostraron su obra hace algunos años en el Museo San Ildefonso bajo la iniciativa de Nina Menocal. También merece escala técnica la visita al nuevo hospital donde está exhibida la obra de Robert Irwin. In between comida en The Water Stop porque ni Food Shark ni Stelina estaban abiertos. Ballroom Marfa es un must ahora bajo la dirección de Gabriela Carballo quien nos recomendó la imperdible visita a Stone Circle, una instalación permanente de Haroon Mirza en dirección opuesta pasando el Vizcaíno Park y también comisionada por Ballroom Marfa. Vecino de la calle N. Highland Ave. en Ayn Foundation (Das Maximum) Marfa, es imprescindible el peregrinaje para ver tres bosquejos tamaño irreal de la última cena de Andy Warhol (“The Last Supper”) en las salas del Brite Building. Marfa Book Company (la tienda de libros dentro del hotel Saint George) presume los más recientes libros (como Chelsea Girls) de la residente más famosa, reconocida, y talentosa de Marfa: Eileen Myles. Otras tiendas que merecen tres intentos (por los extraños horarios en ese código postal) son Communitie con sus sombreros y ponchos -así como artículos hechos en México con precios estratosféricos, ojo! También merecedor Cobra Rock Boot Company y la tienda con su vending machine vecina. Y Photo Marfa para esos tan difíciles de conseguir rollos de film para cámaras analógas –una excentricidad como el destino mismo. Para los adictos al café Aster Marfa, al lado del Lincoln Hotel con todo y su cancha de petanque (tan in en la Ciudad de México por su cancha en la Roma obviamente), y su teléfono público con rolas de Taylor Swift. Vecino Marfa Wine & Co. recién llegado con su selección de vinos orgánicos, sustentables y hasta biodinámicos. Todo un must es conocer a Ramona de Marfa Burritos que sigue desconsolada por la pérdida de Anthony Bourdain. Por no dejar hay que visitar el hotel Paisano #detodalavida donde se hospedaron James Dean y Elizabeth Taylor cuando filmaron Giant. Es toda una institución, muy al estilo kitsch. Obvio voy a regresar para Anónimo Marfa que planea mi consen Alejandra Martínez Partida y siempre con las recomendaciones atinadas, la ayuda y asesoría del embajador plenipotenciario de Marfa Gerardo Sarur. #MarfaImInLove PS Aquí cada viernes, lo que sí importa. Y no dejes de seguirme en Instagram para que veas todo lo que sucede y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y lee todas las columnas en la web en radarmicha.com

Standard

Mi lujo personal

Mi descripción de lujo es la oportunidad de la lectura -casi diaria- de The New York Times. Es más que un vicio, una adicción que adquirí hace n número de años en mis épocas de estudiante universitario. Allí, mis colegas descubrían problemas y políticas públicas de países distantes como Burkina Faso o Myanmar, o así. Muchos de esas naciones ya ni existen: la configuración limítrofe y las condiciones geopolíticas han cambiado tanto. Lo que es un hecho es que en esas épocas yo, en cambio, me concentraba en otros temas “más frívolos”, de “pirruris” –un término de por allí en los ochentas que estoy casi seguro marcó mis ires y venires hasta el día de hoy -ahora equivalente con el tan socorrido ‘fifí’. Las secciones favoritas de antaño, y de hoy, siguen siendo las mismas: que si el reporte de viajes (y las ofertas idem), que si las opciones culturales et al (para programar los op cit) etcétera. Fast forward treinta años después hoy, hoy, hoy es justo en ese diario donde veo (y leo) las tendencias de lujo. Muchas veces, un par a la vuelta de la página, como sucedió el pasado martes 18 de junio en la sección de Negocios entre las B1 y B3. En dicha parte (lo confieso on the record que no es de mis favoritas mi más socorridas) encontré -separadas por anuncios de fondos de inversión, deals multimillonarios para el mundo del espectáculo, obituarios, y la parte de deportes (‘boring’) se anunciaba “Entering New Era, Chanel Shows Strenght” y Going Going Gone: Sotheby’s Is sold for $3.7 billion. Si el anuncio de los resultados económicos de la empresa más privada y de bajo perfil de mundo mundial internacional (que paradógicamente gasta más de mil seiscientos cincuenta millones de dólares en anuncios publicitarios, eventos múltiples, campañas de marketing al año, y nunca es noticia lo que hacen sus dueños Alain y Gerard Wertheimer) entonces no sé exactamente qué es lo qué define el mundo del lujo. Podría ser lo que ofrece un agente top de real estate para atraer moguls para vender un departamento neoyorkino (que también leí en ese diario el domingo de 2 de junio). Daniel Neiditch un fulano de tal incluyó en la venta de un penthouse de Nueva York para incentivar al comprador de tres autos (un Lamborghini y dos Rolls-Royce), un yate (con marina incluída), una casa en Los Hamptons para el verano, una cena semanal en el restaurante Daniel por un año, los servicios incluídos de un chef y mayodormo por ese mismo espacio de tiempo, Y así, incluídos también boletos de temporada para los Nets. Y, por si fuera poco, también dos millones de dólares para renovaciones del departamento y dos boletos para viajar al espacio. All of the above son los incentivos para vender el “rincón cerca del cielo” valuado en $85 millones de dólares en Manhatttan en la calle West 42nd Street entre las avenidas 11 y 12. Allí, vecino de Hôtel Americano de Grupo HABITA, donde termina el High Line y ahora todo el mundo se toma selfies en Hudson Yards. The New York Times inspira tantas veces las presentes líneas, tiene mi escritorio repleto de recortes y secciones completas del diario para referencia futura de viajes, de artículos, de compras y muchas veces más de argumentos para conversación múltiples. Los suplementos de su T Magazine en diferentes presentaciones son parteaguas de la industria editorial, pero más de la moda, viajes, estilo de vida y diseño.Pero más importante me ha hecho un convencido de que lo que se conoce como soft news es mucho más que eso y su poder de promoción, difusión es amplísimo y tiene certeras ondas expansivas para un país. Y no pretendo un casa como la de los super rich. Mi casa en donde me siento cómodo, sin excesos, donde puedo hacer lo que me viene en gana con atmosphere. Mi casa es su casa. PS Aquí cada viernes, lo que sí importa. Y no dejes de seguirme en Instagram para que veas todo lo que sucede y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y lee todas las columnas en la web en radarmicha.com

Standard

Nueva diplomacia

Ahora que la promoción de México se encuentra en una verdadera carrera vs. infinitos obstáculos cada vez son más importantes acciones como la que implementa Suea Cho de Opening Ceremony de una manera contundente y sin uso de los recursos ‘oficiales’ que son recaudados para tal efecto. Desde el pasado 5 de marzo Suea nos confió que llevaría a cabo un par de viajes de scouting a la Ciudad de México el pasado mes de marzo y abril del 2019 para buscar lo más ‘in’ del diseño local. Moda, arte, diseño, artes aplicadas y de todo un poco para exhibir en su tienda de Howard St. OPENING CEREMONY -fundada en 2002- es uno de los establecimientos con más ondita de Nueva York y se dedican puntualmente a organizar una expo anual y, obviamente, 2019 es #YearofMexico Desde las oficinas corporativas del octavo piso del número 202 de CENTRE STREET en NEW YORK, NEW YORK (así como la canción de Frank) Cho contactó a los mover and shakers de la capital para compartir los planes y la gran noticia que ello representa. Primero que nada, a Karla Martínez de Salas -directora editorial/Editor in Chief de Vogue México y Latinoamérica- para compartir su empresa y obvio que le ayudara a navegar entre el intrincado mundo del quién es quién por acá. Después de su paso por la revista W y con un certero liderazgo de la revista de moda, Karla compartió sus bffs y favs parte de su speed dial en su celular. Y obvio, en el tema de la hospitalidad no podía faltar Grupo HABITA –embajador plenipotenciario y extra oficial de nuestro país aquí, allá y acullá. Suea seleccionó a CONDESAdf para compartir la travesura y asociarse en dicho proyecto especial que justo comenzó hace apenas 7 días en la tienda allende de nuestras fronteras. Así es como se hacen relaciones internacionales a nivel “micro mínimo” con efectos medibles, amplificadores y de gran alcance. Vitrina por vitrina. Aparador por aparador. Diseñador con diseñador. Y aun cuándo nuestro secretario de Relaciones Exteriores -ahora mismo el “nuevo héroe nacional” la incipiente diplomacia de la 4T la está llevando a cabo diseños de hi-BYE, La Gloria de Armando Takeda, la camisa Top Cossecha de mi vecina Carla Fernández, paliacates, velas, y más, más, más. Todo #HechoEnMéxico. La “nueva” diplomacia sale de la Cancillería, de las embajadas, de los consulados y del salón de clases de las universidades hasta otro ámbito: el boca a boca o word of mouth. El canciller Marcelo Ebrard habrá de comunicar a los embajadores y cónsules hacer lo propio ahora que de un plumazo el presidente Andrés Manuel López Obrador desapareció el Consejo de Promoción Turística de México, Proméxico y toda labor de difusión organizada de manera estratégica de nuestro país. Aún cuando desde enero el cuerpo diplomático recibieron los lineamientos generales por parte de los secretarios de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; de Economía, Graciela Márquez; de Hacienda, Carlos Urzúa; y de Educación, Esteban Moctezuma así como por parte de los titulares de Energía, Rocío Nahle; de Turismo, Miguel Torruco; y de Cultura, Alejandra Frausto hay todavía mucho por hacer y cómo implementarlo. Los embajadores tienen una labor titánica a la que hoy por hoy se suma a la defensa de los principios de la política exterior la promoción de México. La primera mitad del año ayudó la expo de FRIDA en Brooklyn. Hizo lo propio la muestra de la obra de Cándida Höffer en Nueva York y aún más la que se organizó en Boston: Art Latin American: Against the Survey en el Davis Museum en Wellesley College. Otras más hicieron lo suyo como la muestra de Frida en San Petersburgo que gestionó el Museo Dolores Olmedo en el recinto de Fabergé, y otras más en todo #Radar. Pero habrá que poner atención a el cómo mantener la dinámica de la cultura, el diseño et al que no se reduce únicamente a presentar una atinada protesta sobre el temas de apropiación cultural como la que Frausto denunció por parte la casa de modas Carolina Herrera. Hay que seguir con todo. Pero diseño, pero moda, pero gastronomía, pero viajes y destinos de una manera contundente y comprometida, con recursos y campañas estratégicas constantes y no improvisadas. Que tengan resultados medibles en la promoción de nuestro país y se reflejen en al aumento del número de visitantes a nuestro país y no sólo de turistas de internación –propios de las estadísticas y sin mayor derrama económica. PS Aquí cada viernes, lo que sí importa. Y no dejes de seguirme en Instagram para que veas todo lo que sucede y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y lee todas las columnas en la web en radarmicha.com

Standard

Insomnio

No puedo dormir desde que el CEO de Instagram anunció un programa piloto en Canadá para volver más amigable la experiencia de la plataforma de redes sociales. De entrada, si quitan los likes en Instagram será como terminar con el foreplay a la hora de la intimidad. Existe -hoy por hoy- una clarísima interacción entre usuarios: un me gusta significa: ¡hola! Varios likes seguidos es el equivalente a ¡me encantas! A veces, hasta ocurre que ponemos un like y lo quitamos inmediatamente, eso significa algo tipo “psst, psst”. Si termina la interacción virtual, la red social dejará de competir con sus mensajes directos (o DMs) con otras como Grindr® o Tinder® que finalmente dan a través de un mensaje directo lugar a la cita y el añorado encuentro final. Así existen allí mismo los ligues con foto y todo. ¿Con un qué te gusta? (y viceversa) y, hasta a dónde podríamos ir. Otro código no explorado son los follows automáticos para que se sientan (sintamos, dijo el otro) bien. O los reclamos todos de ‘nunca me pones un like’ o viceversa. Y de los comentarios, mejor ni hablamos: guapo!, handsome! Gorgeous! et al Aún no acabo de descifrar todo, me excita Instagram y hasta aquí el declarado on the record que soy un #junkie adicto a las redes sociales como CEO de mi propia empresa de branding personal -preocupado de mi marca- aunque más, más, más a mi revista o “publicación” virtual allí mismo. La culpa NO es de ninguna manera de @ValeCollado, ni de @RominaSacre, ni de @CynthiaGrajales con quienes disfruté por primera vez el rush de los posts en @Instagram. Ni de @Jimnes, ni de @high_onfashion , ni de ninguno los que me introdujeron a la plataforma social como @alfonsoparragp @nataliadavilalondono Todo empezó un 3 de octubre del 2014 cuando @GinisPv me invitó a la inauguración de @PalaciodeHierro Querétaro y juntos, all of the above (más otros de cuyo nombre prefiero no acordarme) me convencieron de las bondades de @Instagram. Y lo out que estaba yo publicando en @Twitter. Obviamente nunca me avisaron del código oculto op cit, ni mucho menos del peligro de los stalkers que me siguen, me mandan mensajes, propuestas indecorosas a la Indecent Proposal de Demi Moore y Robert Redford y su más reciente encarnación con Renée Zellweger What/If del 2019 que se encuentra en Netflix con sus diez episodios. Ni de la solicitud de fotos, nudes, e invitaciones muy, muy aquí que he recibido y hasta ‘dates’ con certificación kosher algunas preocupadamente acompañadas de exámen psicométrico (para comprobar justo que no son resultado de locuras por parte de wierdos). Un análisis de nuestro comportamiento en redes sociales está siendo realizado muy de cerca por Instagram para evitar además el bullying, ofrecer una experiencia más amigable (especialmente para los adolescentes), y siempre disfrutable. Mucha tinta en el New York Times al respecto y, de manera constante, porque los padres estamos preocupados al respecto de los efectos en nuestros hijos, aunque creo que más, más, más por nosotros. Y en Instagram hay cada vez más nuevas páginas que denuncian, denostan, critican, y hacen una autopsia de todo, todo: Que si inventadas.inventadas. Que si what the fffake (ahora hasta en una versión plus) Que si Cosas de Whitexicans en Twitter. Y habrá que recordar que las ideas modernas de masculinidad incluyen NO usar colorido, emojis aún cuando hacen más ocurrentes las publicaciones (tal y como me lo reportó mi asesoría para redes sociales que finalmente no contraté). Los que sí es claro es que Instagram adolece ahora también de lo mismo que Facebook donde no aparecen las publicaciones por orden cronológico sino por likes y han repetido el error en justificando de la misma manera: la culpa es del algoritmo. Sólo vemos muy pocas de las publicaciones de quiénes seguimos, más frecuentemente únicamente a las que les damos like (para repetirlo en reciprocidad), y la plataforma está plagada de fake news: locación incorrecta, publicidad siempre, estrategias de venta. De igual manera, está saturado de publicaciones de celebraciones de días mundiales, el día de…, el cumple de, o ya de plano saludos al mes, fecha u horóscopo. ¡Qué hueva! Sólo pocas cuentas o “creadores de contenido” se salvan por su humor, su frescura y más. Y las cada vez más importantes Stories son como un periscopio de un u-boat para espiar a todo quien te interese, a todo lo largo y lo alto. Pero una cosa es clara: tener seguidores no es una divisa internacional virtual, como bitcoin. No te hace acreedor a freebies, ni a privilegios, ni a nada de nada. Sólo te permite hacer día a día un exámen de conciencia sobre si esos seguidores son reales (vs. bots), si tus likes son automáticos o producto de un paquete de idem así como los comentarios contratados mensualmente y si todo es un nuevo fraude (y tú muy bien). Pero mientras tanto: Yo instalado en blogger. Un, dos, tres, por mí y por todos mis compañeros y ya instalado en total complicidad empiezo a asumir el incremento en las solicitudes por Instagram especialmente de para la compra de followers y ofrecimiento de servicios para el manejo de mi cuenta. Y hasta de ¿sexoservidoras? sin seguidores. Lo que sí es un hecho es que creo que tendré que mandarle rosas a mi consen Gina Pineda por invitarme hace tanto a su piñata cuando en una “verdadera intervención” de estrellas de las redes me abrieron mi cuenta de Instagram y me introdujeron al vicio. Y eso del tamaño namás no importa, porque lo de ahora son los micro mínimos influencers, con una esfera clara y efectiva de followers reales y donde se puede ver y reconocer quien es quien en el mundo de los comentarios. Finalmente lo importante es PERTENECER #Se AceptanSugerencias PS Aquí cada viernes, lo que sí importa. Y no dejes de seguirme en Instagram para que veas todo lo que sucede y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y lee todas las columnas en la web en radarmicha.com

Standard

luxury lab

Este lunes es de Luxury Lab, pero más importante que la próxima sesión (YA agendada, obviamente) fue presentarme puntualmente con los estudiantes de la 9° Generación del Instituto Luxury Lab en Habita Hotel para hablar de las tendencias en el segmento de la restauración (hotelería y restaurantes) para el futuro inmediato de acuerdo con Grupo HABITA. Les ahorré el viaje a todos los asistentes (y un par de invitados VIP) a la conferencia de lujo que se llevó a cabo el 10 y 11 de abril pasado –y el jet lag resultado de viajar hasta Ciudad de Cabo y asistir al foro: The Nature of Luxury que organizó Condé Nast. En International Luxury Conference bajo el ojo avisor de Suzy Menkes International Vogue Editor se habló sobre “Creator of luxury for travelers and opportunity for locals”. La versión local en nuestro #Radar, el Instituto les ahorra el viaje -aunque se extrañan los representantes de empresas como De Beers, Tiffany & Co. y Van Cleff & Arpels. Y Gucci, Salvatore Ferragamo y, LVMH. Lo más importante –a mi entender- fue que además de este lujo global, transnacional, etc. por primera vez se abordó la importancia del diseño local -en éste caso la propuesta del Continente Africano. La tendencia propia, locavore, con sense of place es básica en el lujo, pero más, más, más en el sector de la hospitalidad. A través de mi charla en el Instituto Luxury Lab les compartí la experiencia de 20 años de Grupo HABITA y ahorré todavía más ir hasta Madrid para escuchar el foro que organiza la competencia op cit: Financial Times y su Business of Luxury Summit que convocó representantes de Alexander McQueen y estuvo organizado por Jo Ellison FT associate editor y fashion editor de FT. También estuvo por allí Loewe y un panel de puras mujeres para demostrar su poder con Mira Duma y The Pangia. El lujo aquí, allá y aculla sigue a tope y así lo ha entendido Grupo HABITA en más de 20 años, 14 hoteles, nueve destinos. Por mucho, lo más válido y rescatable en el mundo de los viajes es estar OFF LINE. Ése es el verdadero lujo y lograr para los huéspedes #TheUltimateDisconnect. Ya lo dije por acá muchas veces “on the record”. Allá, en el suplemento de Tianguis Turístico que publiqué en abril. Y acullá, en conferencias de hospitalidad todas. Hoy por hoy, el verdadero y actual paradigma de hospitalidad para Grupo HABITA lo representa Hotel Escondido que define all of the above. No es posible entrar al negocio con base en cursos de “cómo hacer un hotel boutique” como los correos que recibo en la bandeja de spam y otros “cursos express”. Sin temor a equivocarme los viajes sustentables son el motor del bienestar y el desarrollo. Como desde finales del 2015 es Hotel Escondido en donde el uso de energía solar para la mayor parte de nuestro consumo eléctrico y de los huéspedes es primordial. En Hotel Escondido en donde todos los calentadores de agua también usan energía solar. En Hotel Escondido donde la alberca de tamaño casi olímpico se llena con agua de pozo, y no cuenta con calefacción para cuidar con los recursos energéticos. En Hotel Escondido donde tenemos un biodigestor para el tratamiento de aguas residuales. En Hotel Escondido donde el agua tratada se utiliza para riego. En Hotel Escondido donde no colocamos botellas de agua en habitaciones y tenemos jarras de agua que se rellenan las veces que los huéspedes gusten. En Hotel Escondido donde damos prioridad a insumos orgánicos y propios de la región para nuestra cocina LOCAVORE y con base a una tendencia local ingredients FARM TO TABLE organic sustainable y sin el uso de pesticidas o conservadores. En Hotel Escondido donde reforestamos el área del hotel con plantas endémicas de la zona. En Hotel Escondido donde las amenidades de nuestras habitaciones son artesanales y orgánicas y biodegradables. En Hotel Escondido donde separamos los residuos orgánicos para elaboración de composta. En Hotel Escondido en donde mantenemos la playa limpia y libre de desechos. En Hotel Escondido donde se mantiene limpia la playa, sobre todo en temporada de lluvias en la que las tormentas sacan mucha basura. En Hotel Escondido donde implementamos una cruzada de playas limpias con el apoyo de nuestros huéspedes. En Hotel Escondido donde cuidamos y garantizamos la integridad de las especies endémicas y tenemos hasta un tortuguero. Por all of the above, en GRUPO HABITA repetiremos próximamente en MAZUNTE, Oaxaca y en LA PAZ, Baja California Sur lo citado. Ya lo hacemos hoy por hoy en Maison Couturier, San Rafael, Veracruz y en Hotel Azúcar. Y en Hotel Boca Chica en buena medida. Habrán muchas otras definiciones más sobre el lujo que saldrán como resultado de Luxury Lab este lunes en México. Pero es claro que HOY el lujo es ser SUSTENTABLE y generar un sentido de comunidad, entre los hoteles y sus alrededores, entre los huéspedes y los países que visitan y aún más todavía aplicar en una visión diferente de viajar. PS Aquí cada viernes, lo que sí importa. Y no dejes de seguirme en Instagram para que veas todo lo que sucede y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y lee todas las columnas en la web en radarmicha.com

Standard