¡SOS!

¡Qué difícil la tiene el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia María Teresa Franco! Entre sus tareas están garantizar la salvaguarda del patrimonio nacional, y administrar un ícono turístico como el Museo de Antropología e Historia -que recibe a más viajeros internacionales que un parque de diversiones. A las múltiples tareas además se suma gestionar museos, coordinar exposiciones, proteger monumentos históricos, dedicarse a la difusión, más lo que se acumule esta semana. Se necesita la pericia y astucia de un CEO de empresa Forbes 500 -PERO a nivel internacional. Y, al mismo tiempo, es obligada la discreción y diplomacia de un experto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Si a la tarea le aumentamos que recientemente demostró la paciencia para organizar una exposición de una de las vacas sagradas del arte contemporáneo internacional Ai Wei Wei en Antropología titulada Cabezas del Zodiaco, Círculo de Animales pues mis respetos. Y, además sobrevivir al fish-bowl effect de la transparencia, y chapeaux! Pero entre los mil y un pendientes en su escritorio más que especial atención merece el Proyecto Tlalocan que por más de una década se lleva a cabo -con muy bajo perfil- en Teotihuacán. Día con día, entre el azoro de los paseantes, dentro de una carpa, se encuentra la entrada a un túnel que con la precisión milimétrica de un avanzado equipo láser 3D -con más de 60,000 mediciones y hasta un geo radar- permitió que el robot Tláloc II entrara -primero entre 38 metros, luego 65 más, y en lo que ahora son casi entre 100 a 120 metros de longitud por debajo de la pirámide. El famosísimo robot -que logró realizar transmisiones de TV tiene mejor reputación que el arqueólogo a cargo. Muy pendientes todos, no sólo en nuestro RADAR sino también en Egipto -quienes recientemente hicieron lo mismo en aquellas latitudes pero con tecnología mexicana. El Tlaloc II es un robot único diseñado por estudiantes que tiene OTRO robot encima -tipo araña que ha permitido la exploración del túnel y gracias al cual ahora llegamos a casi una etapa final. De aquí los resultados, propios de premios y menciones, a un trabajo preciso, meticuloso y cuidadoso en equipo que ha permitido descubrir dos grandes cámaras laterales al centro de la pirámide y la extracción de más de 70,000 objetos, muchos de jadeíta y otros materiales muy valiosos como ornamentos de concha, pirita, cuentas de collares, y más más más! Máscaras de madera con incrustaciones en de cristal de roca y jade y otros tesoros dignos de Lord Carnarvon así como jarras con el antifaz característico de Tláloc y cuchillos de obsidiana que datan de más de dos mil años de antigüedad. Es dentro de este angosto túnel de 83 cm con más de 18 metros de profundidad al centro de la pirámide donde se localizaron también tres cámaras al final del túnel de dimensiones nada despreciables. Y esto es un first! Nada así se había registrado en Teotihuacán. ¡En años! Esculturas de pie viendo al centro ‎de la pirámide con representaciones de mujer y hombre, cajas de madera, y en los alrededores collares de jade. Algunas imágenes están de pie y apenas hace un par de semanas se localizaron otras dos esculturas más: una de mujer viendo hacia al cielo y otra boca abajo -que probablemente se cayó. Todas de casi 60cm de alto, en condición impecable y algunas con collares, casi colocados como guardianes del inframundo. Deidades femeninas relacionadas con la tierra y con la fertilidad. Dichos hallazgos podrían cambiar contundentemente la visión de la cosmogonía del mundo precolombino ya que este ciclo al centro de la pirámide podría ser un conducto que conecta región celeste al inframundo. Especial atención y RECURSOS económicos todos merece el Arqueólogo Sergio Gómez Chavez quien pacientemente ha liderado este esfuerzo. Lo bueno es que justo este año, a 50 años del traslado de Tláloc al nuevo recinto del Paseo de la Reforma se necesitan nuevos estudios y hallazgos para conmemorar el 50 aniversario del Museo. ¡Y estaremos más de plácemes! ¿Qué diría Maximiliano -precursor de la idea de un museo- de que en el México post-post revolucionario al menos una de sus ideas si prosperó? Sígueme en twitter @rafaelmicha

Standard

Summer Camp

Nada dice verano como un summer camp. Olvidarse de la preocupaciones diarias, lejos del código postal es uno de los privilegios de los estudiantes de todas las edades. Ya sea Pipiol, Mar y Tierra, Camohmila o Las Estacas -cerca de nuestro RADAR o Manitou o Camp Wahanowin para los más privilegiados. Pero el verdadero campamento de verano es el que en el “DeFectuoso” realizan tantos “solteros” aprovechando la ausencia de sus familias y especialmente de las esposas. Este año, con el pretexto del Mundial que recién terminó, y con la temporada de “rebajas” todos han seguido el mantra: “fuera argollas de compromiso” y a divertirse “como gorda en tobogán”. Los restaurantes están repletos de comensales con ‘ojo alegre’ buscando fiesta y ¿porqué no? cama …pero de otra variedad! No es nada nuevo, ni exclusivo de nuestro país. En 1955 Marilyn Monroe protagonizó una peli The Seven Year Itch que en México bautizaron como “La comezón del séptimo año” la cual describía las andanzas de un malogrado Don Juan que invita a la actriz -so pretexto del ‘aire acondicionado’- a visitar su departamento para sobrevivir el verano newyorkino. Nadie como el genial director Billy Wilder para capturar la esencia del fenómeno estival que se repite en todas las ciudades del mundo. Monroe es el personaje que es actriz -casi una venganza del director en contra de la artista que se había vuelto insoportable con sus demandas de estrella y con una inexistente ética de trabajo. Sin embargo, la icónica imagen del metro levantando el vestido de Monroe es un must de la cinematografía mundial, premonitorio ya que además ilustra el cartel del film. La costumbre de los machos alfa -allá un pobretón contador a la Godinez fue también material en la multipremiada serie Mad Men pero en un fin de semana largo -y llevada al exceso por Roger Sterling socio principal de Sterling Cooper a quien le da un ataque al corazón al pasar el viernes por la noche con un par de mellizas y del placer inmediatamente al remordimiento. Sin la paciencia para esperar a que “caiga” una vecina como Marylin o la suerte de tener un wing-man como Donald Draper, los mexicanos que fruta vendían frecuentan restaurantes como el Bec, La Número 20, La Loggia o La Única, (los más chic) Novecento o Le Relais de Venise (los trendy) o el Porfirios o Harry’s Bar (none of the above) para encontrar presas (¡o sorpresas!) y seguir la fiesta en el Mono de la colonia Juárez, Love o en el Drake o el recién inaugurado/clausurado Dismoor -especialmente los miércoles o los jueves en la noche. Ya más repuestos, el viernes puntualmente toman sus vuelos a Miami o Acapulco para reunirse con la ‘sagrada familia’ sin culpas porque ellos son los ‘abandonados’ de la historia. Bien conocida por todos y es lo que viene siendo el ‘home alone’ consentido por Chepe del Gravity y todos los cadeneros de México y el mundo mundial. El soundtrack del verano, igual que en Mikonos o en Ibiza será la canción de moda: desde hace años Paulina Rubio en tonada mariachi “El Último Adiós”, hasta Summer de Calvin Harris del trasnochado rave para sentirse más y más jóvenes. La consigna es obvio no es salir en la foto de los suplementos de sociales como RSVP de Excélsior y cumplir la máxima “What happens in Vegas… y, como decían los Beach Boys: Fun, fun, fun, till your daddy takes the T-bird away!!!! Sígueme en twitter @rafaelmicha

Standard

R(r)ose Selavy

Sin Marcel Duchamp, su genio y su arte no existirían actualmente propuestas como la de Jeff Koons o Maurizio Cattelan. Ni buena parte de las obras de arte que se han creado del siglo XX. Punto. Por años, Duchamp ha ocupado un muy bajo perfil que sólo comparten conocedores y entendidos -verdaderos insiders. Pero eso está por cambiar, y cambiar exponencialmente! Desde la semana pasada, y hasta el 8 de agosto, en el 980 de la avenida Madison en Nueva York, en un local antes ocupado por la famosa casa de subasta Sotheby Park Bernet y 50 después que se presentaron en ese mismo edificio, Gagosian Gallery expone la obra de múltiples o readymades de este gigante del arte. De allí al otro lado del Atlántico Paris, otra exposición más en el otoño: Marcel Duchamp: La peinture, même. 1910 – 1923 a partir del 24 de septiembre. Este doble-play es una oportunidad única y probablemente irrepetible para ver, apreciar y reevaluar sus famosísimos ‘readymades’ y hacer un contrapunto con su obra en lienzo como el icónico “Desnudo descendiendo una escalera” de 1912. Obvio además será la ocasión perfecta para hacer una revisión actualizada por parte de los especialistas, coleccionistas, casa de subastas y el mercado del arte en general. No es coincidencia que el rockstar del arte contemporáneo Larry Gagosian -quien visitó México durante la inauguración de Cy Twombly en el Museo Jumex- monte una muestra anticipándose al furor que causará la muestra en Paris. Gagosian -quien desde la apertura de su primera galería en 1980 ha estado atento a los vaivenes del mercado y las propuestas revisionistas de las instituciones culturales- ha logrado conformar un sólido equipo y consolidar al coleccionista, a los curadores, y al mercado internacional. Marcel Duchamp en septiembre en Paris en la Galerie 2 del Centre Pompidou será abierta al público el 24 septiembre con múltiples fiestas, cócteles e innumerables “vernissages”. Pero en el verano, la oportunidad de apreciar obras como Fountain (1917) el insigne mingitorio firmado R. Mutt hasta Bicycle Wheel (1913/64 “Ex Arturo”) la primera ‘escultura’ de Duchamp y otras más podrán ser re-conocidas por un nuevo público, más jóven seguramente. La nueva audiencia para Duchamp será la que aún no ha hecho el peregrinaje hasta Filadelfia a su museo donde se encuentra la más importante colección de obra del artista. De allí, fast foward a Paris. En un par de meses será posible evaluar y apreciar los pasos agigantados que dio Duchamp para fincar la existencia de múltiples movimientos artísticos en el siglo XX con su máxima: “es la elección, no la ejecución o elaboración” la materia genética del arte (“choice is the crucial factor in a work of art”). Cerca de nuestro RADAR en el Palacio de Bellas Artes -y con el pretexto del centenario del nacimiento de Octavio Paz- a partir del 8 de septiembre se abordará parte la obra de Duchamp ya que Paz fue estudioso de su producción artística para la edición del libro El castillo de la pureza. La exposición Octavio paz: En esto ver aquello con la curaduría de Héctor Tajonar será un parteaguas en México. Aquí no tendremos la oportunidad de ver en todo su esplendor la actitud irreverente, subersiva, y avant garde de Duchamp ni escandalizará casi 100 años después como lo hizo en The Armory Show pero será el comienzo en dicho descubrimiento!

Standard

I wear my sunglasses at night!

Amo los lentes de sol. Más que un traje, un par de zapatos, o un pantalón mis gafas son el accesorio preferido -y sin lugar a dudas marco perfecto de mi imagen. Basta mirar con mi foto en RADAR. Los lentes me protegen, me ayudan (cuando tienen aumento), y me transportan. Son como cómplices que me permiten divagar la mirada y hasta espiar a la James Bond. Sunglasses are the new shoes y bien vale la pena hacer la inversión en dicho accesorio porque los lentes SÍ salen en las fotos, ayudan a proyectar correctamente nuestra imagen de manera espectacular -y no me refiero únicamente a la cara. Y si no, pregúntele a los artistas David Hockney, Tsuguharu Foujita, o a la editora Iris Apfel quienes han hecho de los lentes SU característica primordial. La deformación personal (y adicción profesional) llevaron a que Hôtel Americano e Italia Independent se asociaran recientemente para lanzar una exclusiva colección de lentes -los más buscados con un marco de terciopelo negro- diseñados por Lappo Elkan quien visitó la Ciudad de México en el FT Luxury Summit de mayo pasado. Con base en el icónico modelo 090 la más reciente creación de I-I impactan: son negros con gris contrastante. Son un tributo a la propuesta minimalista y a los elegantes interiores de Americano sin ninguna duda. Las colaboraciones de armazones no son exclusivas de Grupo HABITA, por supuesto. Oliver Peoples se asoció recientemente con la revista británica Monocle y crearon los DEACON. El resultado entre Larry Leight, fundador y director creativo de Oliver Peoples mejor conocido por su tienda fundada en 1986 cuando él y su hermano Denis la inauguraron en Sunset Boulevard de West Hollywood después de encontrar una impresionante colección de anteojos vintage está a la vista de todos en tiendas especializadas. Oliver Peoples son los verdaderos precursores de Dr. York que hacen las delicias de los fashionistas aquí en nuestro código postal y mucho más cerca de nuestro RADAR. Otra colaboración muy interesante fue la que surgió en las colecciones de primavera entre Oliver Peoples e Isabel Marant. La diseñadora parisina -que ya había diseñado una colección especial con H&M- creó una edición limitada de lentes de sol para rockstars estilo aviador. Disponibles en cinco diferentes tonos, las gafas están increíbles y llevan nombres como ‘Daria’ y ‘Matt’. Resultado de otro trabajo de colaboración Google recientemente presentó sus lentes Google-glasses y los amantes de los gadgets están ansiosos por probar y comprobar los tan cacareados resultados. El proyecto de la compañía líder a nivel internacional de lentes -y una de las más importantes de bienes de lujo a nivel mundial Luxottica Group SpA además es la responsable de las colecciones de Alain Mikli, Ray-Ban, Persol, y es nada más y nada menos, que la cuarta empresa más importante a nivel internacional sólo superada por LVMH, Richemont y Estée Lauder. Con una innovadora visión (OBVIAMENTE) del mundo de los negocios, el CEO de Luxottica Andrea Guerra intenta hacer el crossover entre mundo del lujo y moda al de la tecnología con sus más recientes visitas a Silicon Valley. ¿Me explicas? Al timón de una compañía fundada en 1958 -una de las pocas qué aún siguen en manos privadas- Guerra supervisa más de 9 mil millones de dólares en ventas anuales y es la más importante del mercado de lujo en Italia, superando a otros negocios de mucho más alto perfil como Prada y en un lejano tercer lugar Armani. Entrenado en Marriot Italia Andrea Guerra representa perfectamente a una nueva generación de empresarios, joven y visionario que busca otorgar a sus seguidores una experiencia única e irrepetible en cada compra pero a la vez un producto de calidad. Moda, lujo y funcionalidad se conjuntan perfectamente en un accesorio que grita a todas voces la máxima calladito te ves más bonito y deja que los lentes hablen por tí!

Standard