Fé de erratas

Aquí on the récord quiero reconocer que estaba TAN equivocado.  Nunca me he sentido TAN halagado con tantísimos mensajes y tanto cariño virtual (y real). Múltiples mensajes llamadas, afecto, y más, más, más. Y es que después de que en el pasado POST SCRIPT publicado en este mismo espacio la semana pasada, mi castigo ha sido una voz que me llama a lontanaza:  ¡tú, tú, tú, tú Micha!…¡Tú, SÍ estás nominado (en el Big Brother de mi vida actual!). Me lo merezco por Grinch! Hasta música recibí con el aria de: libiamo ne’ lieti calici. Y regalos de gastronomía con un suculento almuerzo #takeaway lleno de cariño, amor, bendiciones y todo, todo, todo. Y así estoy listo para regresar a tí algo de ese cariño: ya sea como un mensaje por Facebook, por WhatsApp, o por Insta. O como publicó el artista Post Malone recientemente: text me 🙂 seguido de su número telefónico 817-270-6440. La idea es crear (a la medida de mis limitaciones propias) una línea de comunicación abierta y directa entre nosotros porque como dice el primer ministro Justin Trudeau: “C’est normal de se sentir angoissé ou stressé. Et c’est normal d’avoir des journées difficiles. Mais vous n’êtes pas seul. Si vous passez un momento difficile, tournez-vous vers vos amis, votre famille ou un organisme comme @JeunesseJecoute. Ensemble, on va passer à travers”. No todos tenemos la gran bendición de celebrar virtualmente un cumple y recibir tantas muestras de cariño, así que sí te sientes solo o aislado o all of the above, mándame un DM, por cualquier medio: hay tanto todavía por vivir, y más por compartir, tanto por descifrar en nuestro futuro, que te digo: “estoy aquí”, como la canción “aquí para decirte, aquí, aquí…” ¡Conste! Cuando sea necesario, o justo cuando el sol marque incoming call o’clock y necesites hacerlo y hacerte presente. ¡Un, dos tres por mí!  Aquí ando para hablar (o escribir), o tan sólo para compartir o comentar un atardecer, una vista con la compañía de tu mascota, o darte una palmada virtual y ver qué estás haciendo en ese justo momento. Obviamente, en los “tiempos siniestros” que vivimos la violencia intrafamiliar y vs. la mujer ha ido en aumento. Y aquí estoy, firme y con resolución. Personalmente, siento cada vez más estoy siendo de lo menos productivo. No únicamente en mi labor profesional, sino que el procrastinar se ha vuelto parte de mi vida. Del síndrome de Marie Condo, nada, monada…. Arreglar un cajón –ni hablar. Y de cocinar, aprender un idioma, u oficio. Menos. Y ejercicio en casa. No can do! Hoy no hay ninguna sorpresa por recibir, ni  regalos por abrir, ni nada. Hoy mi vida virtual da un golpe de timón y en las shopping bags están vacías y únicamente están siendo recicladas for the sake of pic purposes. ¿Y fotos nuevas? Pura publicación tipo #Throwback Pero hoy existe un mensaje esperanzador siempre, una foto que nos trae recuerdos, un emoticon, una frase alentadora. Atrás quedaron los regalos múltiples y los “freebies” (si es que alguna vez hubieron). Hoy en día, una foto es el mejor regalo y mi App preferida Google Fotos  me recuerda que estaba haciendo hace un año, o dos, o en 2008! Recordar a es volver a vivir como rezaba el viejo adagio de #kodakmoment Pero no vamos a sufrir el destino de ídem, hay que buscar ese momento de renovación, para reinventarse, y decretar un mensaje de aliento: ese es el estimulante perfecto, el natural high de la semana en que celebramos 4/20 (four twenty) y simultáneamente la Fase Tres.  No wonder que las acciones de ZOOM y houseparty están por los cielos: el “mosaico” es la nueva obra maestra de nuestras vidas. Que si cumpleaños, que si la celebración de los Seder de Pesaj recientemente, y ahora igualmente en que se celebra el Ramadan, op cit. Con todo lo increíble y surrealista que hemos vivido familias (y en empresas) al hacer uso de la “nueva” tecnología (para los que somos más vintage: ¡Enciende la cámara mamá!….¡prende el micro!…¡Estamos viendo tu espalda y no tu cara, papá! ¡Acércate a la cámara! Las respuestas en automático no se han hecho esperar: pero ¿cómo lo hago? Y así. Prometo ser siempre puntual a mi promesa. A la mejor un tanto escueto. Apenas un me gusta. Pero te aseguro que lo haré y a todos los que recordaron festejarme les juro que lograron poner una sonrisa en mi cara que ha durado tanto. Y, retiro lo dicho la semana pasada y corrijo: GRACIAS por tus mensajes. PS Aquí cada semana lo que sí importa. Y no dejes de seguirme en Instagram obviamente para que veas todo lo que sucede (cada vez más poco y retacado de #tb), y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y leer todas las más de 305 entregas en la web en radarmicha.com y cada quince días en El Mundo de Regina.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s