Otro Ángel Más

Diez años y cerca de cien millones de pesos después, múltiples gestiones, y todo a punto de merecer la medalla Belisario Dominguez, Ana Lilia Cepeda de León Presidenta del Consejo Directivo de la Fundación Conmemoraciones está lista para inaugurar la Casa Rivas Mercado en Héroes 45 de la colonia Guerrero. Identificó el inmueble que construyera el famosísimo arquitecto del Porfiriato en la otrora zona más granada de la Ciudad  y que estaba a punto del colapso y con la ayuda de Luciano Cedillo Alvarez y del arquitecto Gabriel Merigo empezó su remodelación. Primero, lo primero: convocar a un patronato de primera con personas igualmente talentosas. Después que si las baldosas inglesas finiseculares. Que si la demolición del edificio contiguo -que no tiene ningún mérito arquitectónico y lamentablemente sigue en pie! Que si los recursos monetarios para el futuro. Que si la “vocación” del inmueble. Y así, navegando los vericuetos del Gobierno local y federal gestionó citas, consiguió recursos, administró personalmente la obra, muchas veces hasta financió aspectos, aplacó a un comprometido patronato, y fast forward al 8 de mayo próximo estamos a punto de inaugurar finalmente la Casa Rivas Mercado. Casi lista y al 99.9%. Con la presencia de personalidades.  Ahora sólo se necesita recurso final para apoyo, mantenimiento, y vigilancia -lo que viene siendo el dinero para la terminación del proyecto, pues la Casa es espléndida y una de las mejores restauraciones realizadas en los últimos años en la Ciudad, según los funcionarios del INAH y el INBA.  Falta muy, muy  poco para terminar el proyecto. Es muy lucidor y sin duda el actual gobierno la podrá inaugurar después de nueve largos años de labor tanto el de la Ciudad de México, como la Secretaría de Cultura. Todo esto se logró a través de la Fundación Conmemoraciones una institución de carácter privado donataria autorizada ante la Secretaría de Hacienda que dentro de sus objetivos principales está la recuperación de inmuebles con carácter patrimonial e histórico.  La Casa Rivas Mercado incluye dos predios son propiedad del Gobierno de la Ciudad y a través de un permiso administrativo  temporal  revocable (PATR)  en 2007, otorgó su custodia a la Fundación para que ésta  llevara a cabo su recuperación.  En la bellísima casa nació y creció su hija María Antonieta, y recibió y trabajo el arquitecto, ambos considerados personajes imprescindibles de la cultura en México de los últimos 150 años. El padre se destaca más por su desempeño profesional durante el Porfiriato, y su hija durante el periodo post revolucionario. La  casa habitación porfiriana de 1570 m2 de construcción, dada su representatividad y calidad artística, está catalogada por el Instituto Nacional de Bellas Artes y por su valor histórico constituye una de las obras más importantes del patrimonio arquitectónico de nuestro país. Destaca por la riqueza de su decoración sobresaliendo especialmente  los mosaicos encáusticos de manufacturación inglesa que suman aproximadamente 50 mil piezas con 80 diseños distintos formando espectaculares  tapetes decorativos. La única empresa que mantiene  el método de fabricación manual de este tipo de baldosa cerámica llamada encáustica es Craven Dunhill Jackfield LTD en Gran Bretaña. El grado de complejidad en la fabricación especializada de los  pisos y la riqueza formal de estos acabados constituyen uno de los máximos valores artístico de la residencia Rivas Mercado. A lo largo del proceso de restauración de la  casa se logró la recuperación de la mayoría de los mosaicos mismos que han  sido cuidadosamente catalogados  para su futura colocación. Lamentablemente por el paso del tiempo, el abandono y deterioro en el que se encontraba el inmueble existen faltantes por lo cual es necesario adquirir algunas piezas para la recuperación íntegra de los tapetes. La labor comprometida del patronato integrado por personalidades como Guadalupe Loaeza, Julieta González, Guillermina Pilgram, Bruno Newman, Antonio Juan Marcos, Carla Estrada, Martha Chapa, et al ha llevado a buen término la aventura. La fundación nos ha convidado a visitas como aquella de “Los Mayas” en Palacio Nacional, “Luis Nishizawa, Poeta del Silencio” en el Antigüo Palacio del Arzobispado y, otras más, más, más, durante la última década, así como a recorridos de los sendos avances de la restauración. Y ahora está lista para inaugurar. Y empezar una búsqueda de un nuevo inmueble para comprometer a la Fundación Conmemoraciones. Esto sí que es vocación y lo que paga el American Express de Ana Lilia es su labor en Editorial Ink donde publica novela digital y convoca a un premio internacional anualmente. La historia de la familia Rivas Mercado y más la de Antonieta es super sexy y puede ser leída en “A la sombra de Ángel” escrita por  KATHRYN S. BLAIR -esposa del hijo único de Antonieta -y obviamente dedicado a Donald Antonio Blair Rivas Mercado. Curiosa ella fue quien re-descubrió la fascinante historia, mucha de la cual sucedió en la casa por inaugurarse, única por su mérito arquitectónico, y por ser testigo de los eventos más importantes del siglo XX en la Ciudad de México. #SeAceptanSugerencias #AsíOMásTalentosas Sígueme en Twitter e Instagram en @rafaelmicha y lee todas las columnas en radarmicha.com

 

 

 

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s