Del Petit Palais al Cabañas

Guadalajara ha sido una novia difícil de convencer y seducir para GRUPO HABITA. Después de mucho cortejar  la “Perla de Occidente”  verá en un futuro no muy lejano un nuevo hotel afín, y con ese y otros pretextos más resulta imprescindible visitar la Ciudad. Hoy se necesitan más excusas para ir ya que visitar el Hospicio Cabañas y la intervención de Daniel Buren es más que suficiente. Y si a eso le sumamos anunciada exposición en el Museo de Arte Zapopan de una exposición de la colección de la Thyssen Bornemisza de Tba21, con un énfasis especial en artistas de Latinoamérica el plan resulta redondo.  La intervención del Hospicio Cabañas -declarado patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO-  por parte del artista francés, reconocido por sus piezas  exuberantes de color no es para nada invasiva de la arquitectura del edificio neoclásico de Tolsá.  Buren en “De un patio a otro Laberinto – trabajos in situ, 2014”  propone un diálogo multicolor con el icónico edificio y más aún con los murales de José Clemente Orozco. Después de más de 4 años de gestión por parte de Hilario Galguera  cada patio, cada cúpula, cada pared de espejo se hacen merecedores de un peregrinaje especial a Guadalajara. Entre laberintos formados por puertas de vidrio, columnas blanco y negras, y una cúpula llena de espejos Buren presenta un multicolor Cabañas -muy lejano al diseño original. Dos mil metros de exposición equivalen casi exactamente al número preciso de gestiones que realizó el galero de Damian Hirst para convencer a las autoridades múltiples de la cultura estatal y nacional -y al fideicomiso en particular- para exhibir los trabajos de Buren. Actualmente el artista se encuentra diseñando la escenografía para un nuevo ballet en la Ópera de Paris creado por Benjamin Millepied -primer bailarín del  New York City Ballet y a partir del otoño del 2014 su nuevo director. El ballet con música de Ravel (Daphnis et Chloé)  será la estrella de la temporada invernal en Paris. La obra de Buren recibió finalmente el Vo. Bo. para el Cabañas y ha sido motivo de reseñas internacionales y difusión por todos lados. Además, ha visto incrementar el tráfico de visitantes al hospicio de manera importante.El porqué le corresponde a una galería particular como la de Hilario Galguera gestionar espacios de cultura en México es una interrogante, especialmente por la abrumadora burocracia cultural que pende del presupuesto. Pero así es, los vacíos culturales poco a poco se van llenando por la sociedad civil quienes luchan por navegar en la telaraña del arte y muchas veces sus vicios e ineptitud. Pero eso sí, sus logros, y logos TODOS engalanan los muros y las invitaciones compartiendo créditos con los patrocinadores y creadores. La obra -en distintos patios y con títulos como “Cara a cara”, “La Capilla, a todos los colores, recortada” en la Capilla Tolsá, o “La fuente a dos caras”- asombra y azora. Pero incrementar el número de visitantes o la difusión internacional no fue suficiente para el Cabañas quienes ahora reclaman el pago de cuotas de mantenimiento para las paredes y espejos aún cuando todo está montado meticulosamente sobre muros falsos para no afectar el patrimonio de la humanidad. El arte conceptual toma por sorpresa -otra vez- a la ciudad de Guadalajara y enriquece a sus creadores como Gonzalo Lebrija, José Dávila o José Noé Suro y le da una bocanada de aire fresco y ofrece una relectura al ex-hospicio realizando un diálogo cultural con la obra de Orozco. Not to be missed!

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s