Lejos de mi código postal…

Y pues con la novedad de que viajé a Nueva York para comprobar que funcionara correctamente mi RADAR fuera de territorio nacional -y en diferente código postal- y principalmente so pretexto de conocer a Thomas Pritzker, el CEO de Hoteles Hyatt. Lo primero que me propuse fue no cometer el mismo error que hice años atrás cuando me presentaron a Ian Schrager, el ícono de los hoteles de diseño a quien le confesé (muy en serio) algo así como: “cuando sea grande, quiero ser exactamente como tú!” y nada complacido inmediatamente me contestó: “pues no existe tanta diferencia de edad”. Así, que para evitar un suicidio social con “the who is who”  en la industria practiqué y practiqué. Todo el vuelo de Aeroméxico a Nueva York ensayé mi plática ficticia con Pritzker, que si el premio de arquitectura anual que otorgan, que si Barragán y su importancia en la arquitectura mundial, que si patatín o patatán. En fin, la ceremonia de premiación de los premios de diseño Travel + Leisure no decepcionaron. Además de Pritzker, estaban los star-achitects Herzog + de Meuron quienes ganaron por el diseño del Museo de Arte Parish en Water Mill, Nueva York (mejor conocido como los Hamptons). El museo, su colección de arte y sus exhibiciones hicieron las delicias de mis vacaciones del verano pasado y obvio no podía dejar pasar la oportunidad de decírselos personalmente. Y, el tercer marcaje personal fue para Thom Browne, el mega diseñador de moda masculina que ha revolucionado la industria a nivel mundial. Pero cómo compartir su talento si nunca he comprado nada diseñado por él, ni hablar de qué diría de mi traje de ZARA? (¿Es así como piensan los ‘stalkers‘ profesionales?) Ni hablar… éramos muchos los mexicanos, quienes además de asistir por la distinción para Hotel Escondido, nos hacíamos también merecedores al premio por el mejor espacio cultural por el Centro Cultural Elena Garró en Coyoacán de la Ciudad de México diseñado atinadamente por Fernanda Canales y Arquitectura 911. El mejor restuarante del mundo se lo llevó Höst en Copenhagen y lo primero que pensé fue en mi recién nombrado embajador José Ignacio Madrazo y cómo lo presentaría con el chef para que me diera la primicia y le pudiera comentar el punto a Enrique Olvera. El mejor reloj no se lo llevó uno de los tantísimos y carisisísimos que se presentan cada Octubre en el SIAR sino, alas, el más modesto gadget Samsung Galaxy Gear (que atinadamente regalé a mi hijo en su cumpleaños -aunque sinceramente yo no lo escogí!) Y lo mejor de todo, las menciones honoríficas de la noche fueron para el Lobster Bar en Paris, para el Musée Louvre-Lens, y ni más ni menos que para Hotel Escondido, en Puerto Escondido Oaxaca. Era la segunda vez que la revista Travel + Leisure distinguía a Grupo HABITA y so pretexto del premio, sobrevivir el frío newyorkino de menos ocho grados centígrados, y la gran expectativa en torno al evento  lograron convencerme de visitar Hôtel Americano justo antes del MBFashionWeek 14. La premiación en Toro en Chelsea fue todo un evento. Y finalmente, no fue necesario tomarme los Xanax: estuve demasiado calmado, no cometí ningún error (u oso…) y sobreviví la velada en compañía de los “mexicanos que fruta vendían” como los galardonados entre los que se encontraban Bosco Sodi y su esposa Lucía Corredor, los arquitectos del Centro Cultural Elena Garró, el arquitecto de Escondido Federico Rivera Río, y algunos ex-pats que ahora despachan por allá.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s