And just like that…

Pasaron casi 25 años desde el primer episodio de Sex & the City y anoche vimos nuevas historias de los protagonistas originales (sans one). Así se acumulan anécdotas que llamo cariñosamente: Hotel Stories. El título justo así como el libro de Francisca Matteoli Legendary Hidaways of the World editado por Assouline que me regaló Luix –con senda tarjeta de felicitación incluída- en mi cumpleaños hace ¿? tanto tiempo. La escritora -después de colaborar con varias revistas de viajes- editó un bello volumen que incluye fotos e inside info del Hotel Del Colorado,  The Norfold en Nairobi, Raffles de Singapur y el Portobello en Londres –entre otros. Otra pequeñas historias –casi siempre quejas- se publican normalmente en Trip advisor por pseudo “críticos” varios y pelis todas se han llevado a cabo al respecto como Hotel Marigold, El Gran Hotel Budapest, Gran Hotel o Muerte en Venecia. Pero tengo un sinfín de tramas y anécdotas -que prometí escribir a David y Michelle para publicar un tomo hace tanto tiempo. Y más, más, más. Pero en los últimos 20 meses ni ordené ni siquiera un cajón, ni conseguí hornear pan de masa madre, ni arreglé mi clóset, ni nada de nada. De esos hotel stories, menos. Estuve más bien concentrado en las ahora ya más de 400 entregas de Post Script de RSVP Excélsior compiladas en el blog www.radarmicha.com y también recientemente en el suplemento de turismo y viajes Escapada de El Heraldo de México. Y en El Mundo de Regina. Y lo que escribo para llamar la atención de editores de turismo y viajes de aquí, de allá, y de acullá para cambiar el tan viciado ciclo noticioso y contar historias en otros lares e intentar modificar la narrativa tan perniciosa de noticias en nuestro país. Y desde hace poco tiempo invertí en preparar dos master class para poder seguir con la misión de mentor, de Grupo Habita como incubadora de la industria de la hospitalidad y, así. Que si de marketing digital, que si de lujo, que si la sostenibilidad, de mixología, et al Más las que se acumulen esta semana. Cambiar la narrativa del tan deteriorado ciclo de noticias nacional es un deporte olímpico que merece -no únicamente el oro- sino la medalla Belisario Domínguez. Nada de soft news. Y como de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno y sólo escribí lo op. cit. no he tenido tiempo de describir eso que da el “toque de hotel de cinco estrellas”: un zumo de naranja recién exprimido, un edificio multipremiado, una receta de bar styling: las verdaderas hotel stories. Como el empresario inglés que después de veinte años recuerda perfecto la reunión que llevó a cabo en nuestro hotel donde convivió con amigos de toda la vida. O la pareja que concibió a su primogénito en la HABITAción # 31 (para eso, sí ¡llámenme!) O la pedida de matrimonio, o la celebración de vida. De eso está repleto Grupo Habita y su  comunidad de huéspedes, comensales, proveedores, equipo, y más: de recuerdos que se han convertido en souvenirs como la pieza de arte en el lobby de La Purificadora de Jonathan Hernández. Como las publicaciones todas en “socials” que más que una botella del “duty free” o una artesanía pirata acompañan momentos únicos e irrepetibles. PS Aquí cada viernes, lo que sí importa. Y no dejes de seguirme en Instagram para que veas todo lo que sucede y leerme en Twitter ambos @rafaelmicha y lee todas las columnas en la web en radarmicha.com

Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s