Mi evento favorito del “mundo mundial”

Para nadie es secreto que tengo mis consen. Y de eventos también: sin duda, ni remordimiento, y on the record puedo decir amo Dîner en Blanc. ¡Y la buena noticia es que la 5ta edición de Le Dîner en Blanc Ciudad de México se acerca ua que se llevará a cabo el próximo 10 de noviembre en una locación secreta! Casi, casi a un año exacto desde la última vez. Los preparativos son intensos y el equipo de Eduardo Uribe se aplica con las gestiones propias de la organización para un evento al que asistirán entre 5,500 y 6,000 invitados. Para lograr un rotundo éxito, además del follow-up de una complicada logística e intensas negociaciones con la autoridad es necesario contar con un grupo de líderes de opinión para tener la  convocatoria necesaria, poner orden en un país de #lords y #ladys, y hacerse cargo de todos y cada uno de los detalles incluyendo el control de los invitados en los autobuses. Encontrar personas que desinteresadamente se ocupen en el manejo de grupos y ayuden la coordinación del evento es como hallar la proverbial aguja en un pajar. Además de hacerlo de gratis y asistir a un par de reuniones previas al evento para conocer la dinámica debe ser complicadísimo. En las cuatro ocasiones pasadas en las que he asistido, la labor de Juanchi Torre y de Bobby Domínguez ha sido crucial para convocar y organizar al grupo. Desde la comida, el ambiente general, la bonhomía y más, más, más. Además de compartir el traslado obligatorio de ida y vuelta –que puede ser insufrible por el lento tránsito que impera en la Ciudad de México- el improvisado entourage se convierte en tu compañía para la diversión. Vecino codo con codo, literalmente. Y muchas veces para seguirla en el obligado after party. Nada es normal. Los “miembros” de Dîner en Blanc que han asistido en las ediciones anteriores recibieron automáticamente su invitación para participar este año y tuvieron ya el privilegio de registrarse en la Fase 1 que se abrió el pasado 28 de septiembre en punto de las 11:00 AM. Después de sus cuatro ediciones, Dîner en Blanc ya cuenta con una importante base de datos para crecer otra vez exponencialmente y como nunca hay suficiente lugar ahora cuenta con un proceso de postulación de nuevos candidatos que empezó con la Fase 2 que se llevó a cabo el 12 de octubre a las 11:00 am. Así, siempre puntual. Porque si no, te quedas sin lugar. De ser parte. De vivir y experimentar de lo que siempre sucede que es único en nuestra Ciudad. Lo que ha hecho historia. La primera vez,  en la plaza del Caballito justo afuera del maravilloso edificio finisecular diseñado por Manuel Tolsá que alberga al Museo Nacional de Arte. El siguiente año en el Bosque de Chapultepec, allí enfrentito de la Isleta del Lago donde cada primavera se instala El Lago de los Cisnes –otra extraordinaria cita anual en la Ciudad de México. El siguiente en la Plaza de Santo Domingo.  Y siguió la locación con todo y los cardiacos cambios de último momento (porque la plaza de la Revolución recién remodelada por el arquitecto Enrique Norten estaba ocupada por las huestes del CNTE) fue espectacular en el Cárcamo diseñado por Diego Rivera en el Bosque de Chapultepec.  Hoy por hoy, lo único que puedes hacer –de no haber llevado a cabo all of the above– es registrar tu nombre en la lista de espera mexicocity.dinerenblanc.info/register La noche mágica que resulta ser Dîner en Blanc Ciudad de México también ha tenido ediciones en Puebla, en el atrio del Museo Internacional del Barroco y en Guadalajara.  Por supuesto en todas las capitales del mundo mundial. En Nueva York. En Paris. Así como fragancia de lujo. En la última edición el pasado 12 de noviembre nos reunimos de riguroso blanco más de 3500 personas. Hay que seguir las reglas. Asistir aproximadamente a las 6:00 pm en el punto de reunión en donde se aborda el autobús que nos conduce al lugar secreto. Montar el kit de mesa cuadrada de entre 65X65 cm y 75X75 cm, con su respectivo mantel y dos sillas, llevar la comida y vino o burbujas (o contratar el paquete a través del proveedor de servicios). El evento dura 3 horas y a las 11:00 pm después de limpiar y dejar inmaculado el lugar todos vamos de regreso al punto desde el que salimos. En los mismos camiones. Sin hacer trampa. Sin escoltas ni choferes.  Lo más esperado es el anuncio de la mesa mejor decorada que hacen los organizadores con especialistas como Arlette Salas de arquitectura floral y otros miembros del jurado quienes se dan a la difícil tarea de ‘calificar’ todo.  Fernando Botero en su oportunidad hizo lo propio para lograr que despegara este gran evento en el 2013. Eduardo Uribe ahora es portador del evento secreto más buscado del mundo: Le Dîner en Blanc el cual realiza desde hace 30 años en París. A sus esfuerzos le antecedieron Camila Botero, Natalia Dávila y otros tantos para que la quinta edición se disfrute tan democráticamente como el evento mismo: un petit comité de 6,000 personas de riguroso blanco que podrán ser testigos y compartir  Le Dîner en Blanc. Sígueme en Twitter e Instagram en @rafaelmicha y lee todas las columnas en radarmicha.com

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s